HERBARIO DE AMORES DULCES

Antología poética, Piezas Azules (2023)

Características

Antología poética

Prólogo y antología: Andrea López Montero

Autores: Abraham Gragera, Alejandro Simón Partal, Andrea Abello, Andrés Neuman, Ángela Segovia, Ángelo Néstore, Antonio Rómar, Berta García Faet, Carlos Bueno Vera, Cristian Alcaraz, Dafne Benjumea, David Leo García, Erika Martínez, Gonzalo Escarpa, Juan de Beatriz, Juanpe Sánchez, Lola Nieto, Luisa Castro, Luz Pichel, Maite Martí Vallejo, Mariano Peyrou, Marta Vicenta Antolín, Martha Asunción Alonso, Miguel Sánchez Santamaría, Olga Novo, Pablo Fidalgo Lareo, Pablo López Carballo, Pilar Trol, Raquel Vázquez, Rosa Berbel, Ruth Llana, Sara Torres, Sergio Navarro, Vicente Luis Mora, Xaime Martínez, Yolanda Castaño.

Ilustración de portada: Elisabeth Karin

Ilustraciones interiores: Elisabeth Karin, Mar Lozano Reinoso, Raquel Bullón Acebes.

316 páginas, 15×22

Cubierta en cartulina verjurada con solapa de 10 cm.

ISBN: 978-84-125037-2-2

Edición limitada y numerada de 500 ejemplares.

 

OBRA

«Te necesitamos en la antología, el amor lo hace. 

Así acababa el email, el primero, que he mandado a cada autor. En esta sentencia creo fielmente.  

El amor nos necesita/lo necesitamos: es la respuesta, incluso para quien duda si existe, para el  cambio: el amor es motor, es pálpito, es la enajenación necesaria más pura, más dulce, más,  también, erosionante: del amor no podemos salir indemnes, como no podemos hacerlo del  sonido, de la palabra, de la vida.  

Contaba, cuento, cómo esta idea de antología (que tanto ha ido cambiando y transmutando,  porque el amor también es metamorfosis) surgió de hablar con Berta sobre qué cansados estábamos todos, tanto, que querernos querer parecía imposible, cómo de repente todas las  conversaciones derivaban en ese cansancio puro, de un peso de titanes, casi sin anécdotas, sin  brindis: estoy cansada y ya solo me recojo de forma útil, quiero de forma útil, me comunico de  forma útil: pavor, yuyu, susto. Hay que hacer algo, hay que hacer: acción.  

Surge pues esta idea como un deseo de salvar el espacio para el amor, el amor con todo, el amor  de piel, el amor del solitario, el amor de nuestro perro, del gato, el amor con órganos, el  intelectual, el breve, el serio, el amor urgente, el dulce, el íntimo, el tribal, el amor distancia. El  amor deseo.»

En este fragmento del prólogo, Andrea López Montero recoge la historia, esencia y deseo de este Herbario de amores dulces. Treinta y cinco poetas se han sumado a esta llamada en la que nos iba el amor. Cada uno de ellos ha sido nombrado, al modo de hierba, por Andrea, como taxónoma de bellezas, y amor.

«Etimológicamente la palabra antología viene de escoger flores. 

De alguna forma este ha sido el deseo, es imposible convocar a todos los jardines, pero hay una  pequeña selección aquí de voces vivas.»

Este volumen no se reduce a la palabra y la sintaxis. Tres ilustradoras han dado su particular interpretación de algunos de los poemas que forman parte de esta obra: Mar Lozano Reinoso, Elisabeth Karin y Raquel Bullón.

 

Leer prólogo

 

 

 


 

Galería

© Derechos de autor. Todos los derechos reservados.

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor, revise los detalles y acepte el servicio para ver las traducciones.